Les cuento que hago clases en la Carrera de Diseño en la Universidad de Valparaíso, hace ya varios años. La experiencia de poder transmitir el conocimiento, es fantástico, ya que puedo entregar mi experiencia que he adquirido en los años de ser profesional. Pero existe la otra parte, yo también aprendo de ellos y se produce la interacción alumno-académico.

Me gusta cuando los alumnos me preguntan más allá de la sala de clases, cuando tienen interés por saber más, que les de datos, ejemplos o bibliografía. Demuestran la capacidad de ambición en relación al aprendizaje.

Con la experiencia a cuestas, decidí hacer talleres de letras, o lettering. Clases que me habían solicitado varias personas. El lettering se trata de dibujar letras y no escribir, y hay varios tipos de lettering o pueden responder también a una herramienta. Uno de ellos es trabajar con el brushpen. Pero también ese dibujo que obtenemos con el brushpen, podemos seguir evolucionando hasta llegar llegar a formas con una estructura, sombras  y proporciones que denota un trabajo elaborado. Además no es tan simple como dibujar letras, hay que saber de ductus, de proporciones, de trazos, y del origen de todo esto, que creo que es muy importante como formación.

Hacer talleres es lo mismo que me pasa en la Universidad, claro que con menos alumnos, entonces puede haber más dedicación para cada uno de ellos. Lo importante de todo esto, es que se puede ver el avance con la práctica, es increíble ver a personas que llegan al taller, pensando que no lo van a lograr, que tienen fea letra, o innumerables excusas. Sin embargo a algunos se les hace más fácil que otros, pero siempre terminan mejor de lo que partieron. La práctica hace al maestro, un dicho que es completamente comprobable en los talleres que he dictado.

Saludos

a.a

Carro Item eliminado. Deshacer
  • No hay productos en el carro.