Siempre es bueno tener ideas diferentes para hacer regalos y sobretodo hechos por uno y con cariño. Los tazones pintados son una excelente idea, económicos y donde puedes dejar plasmada toda tu creatividad. Recuerda que se acerca el Día del Padre y puede ser una excelente ocasión para inspirarte.

Materiales

Lápiz grafito

Un tazón de cerámica

Cinta de enmascarar

Uno o más lápices para pintar cerámica, por ejemplo Porcelaine 150 (punta 0.7) ó  4Artist Marker, ambos de marca Pébéo.

 

Paso 1

Como siempre, que nunca te falte el boceto, para comprobar tamaños y estudios de posibles nuevas formas.

Paso 2

Traspasa el boceto con lápiz grafito al tazón. Si tienes mas experiencia en el dibujo, puedes dibujar directamente.

Paso 3

Ahora comenzarás a usar los lápices. Selecciona el color deseado y comienza, con pulso firme, si te equivocas puedes borrar con un algodón con agua. Este tipo de lápices, deben ser batidos y luego presionar para escribir. Como dato, también hay pintura líquida, si quisieras colorear superficies más grandes.

Paso 4

Puedes usar un color alternativo para decorar o incluir detalles en el tazón, ésto le dará mayor expresión a la pieza de cerámica. Puedes poner cinta de enmascarar hara hacer líneas guías.

Paso 5

Una vez listo, debes dejar secar 24 horas  y luego poner al horno eléctrico doméstico por 35 minutos a 150º. Y estará listo para usar! (Claro… no uses virutilla para lavar, no durará mucho el diseño)

Guardar

Guardar

Carro Item eliminado. Deshacer
  • No hay productos en el carro.