A principios de Mayo, participé de el Workshop Poesía visual: un enfoque caligráfico, con el calígrafo Thomas Ingmire. Había visto su trabajo por internet y me animé a cursar con él, precisamente por su trabajo en la caligrafía expresiva y moderna. Supe de estos cursos, por Coto Mendoza, que participó el año pasado  y me dio las mejores recomendaciones.

No tenía muy claro el concepto de campamento caligráfico, pero en resumen, es estar todo el día dibujando letras. Se imaginan… ¿Todo el día dibujando letras por cinco días? Además en un paisaje ma-ra-vi-llo-so. Realmente la tranquilidad del lugar ayuda mucho a la concentración. Lejos de la ciudad, en Blue Mountains, Carolina del Norte, Estados Unidos.

Trabajamos con la poesía visual de Burgert, calígrafo alemán, básicamente en la observación y análisis de su obra. Resultó interesante la metodología de trabajar con trazos, herramientas, música para lograr un alfabeto nuevo.

Resultado de mi trabajo, hecho con folden pen, tinta sumi y acuarela dorada

Alternativa de letras con algunas contraformas cerradas llenas.

 

Ejercicio de letras que se transforma en textura.

Terminamos el trabajo con una edición encuadernada del proceso y una exposición de los participantes. Fue una semana intensa, realmente interesante, tiempo para conocer nuevas herramientas, nuevas técnicas, amigos y maestros, y ademas de alimentar el espíritu.

Fu una muy buena elección de regalo para mis cincuenta!

saludos

a.a

Puedes encontrar información en http://calligraphycentre.com

 

 

 

Carro Item eliminado. Deshacer
  • No hay productos en el carro.